Google+ Followers

domingo, 30 de julio de 2017

Mi opinión – Hijos de Atenea, de Mercedes Pinto Maldonado

Cada libro es un mundo, y cada mundo se desarrolla en nuestra mente gracias a las palabras de su autor. Para aquellos que leen desde siempre, la lectura es algo imprescindible para su cotidianidad. Es necesario viajar a otros mundos, ser el protagonista de una nueva aventura, volver a enamorarse de aquel personaje misterioso e incluso acercarse a las puertas de una muerte segura. Y todo ello encajando a la perfección en los deseos del lector. Porque es el lector quien da las pinceladas a los paisajes, quien le pone rostro a los actores, quien decide el brillo de los amaneceres. Esa es la magia de la lectura.

Gracias a Mercedes, la autora de «Hijos de Atenea», volví a recordar qué se sentía al descubrir un mundo de injusticias, y de cómo la voluntad y la fuerza interior nos impulsa a ser felices, a pesar de lo abrupto de las circunstancias. De pequeño había leído «La cabaña del tío Tom», y aún recuerdo las lágrimas que acariciaron mis mejillas y las sonrisas que se marcaron en mi rostro. Un sinfín de emociones, un tanto desconocidas (al menos en profundidad) para un joven de once años, pero que cambiaron mi manera de ser… para siempre. Seguro que si no hubiera leído ese libro y hubiese sido el de Mercedes, el efecto sería idéntico, o incluso mayor.

Creo que es de las pocas reseñas (o quizás la única de momento), en la que no voy a decir nada sobre la historia. Supongo que al mencionar otra novela de tildes similares, cualquier lector intuirá un poco la idea global, aunque le aseguro que se sorprenderá más de lo que imagina. Y si tienes la suerte de no conocer ninguna de estas novelas, prepárate para un emocionante viaje que te cambiará para siempre. Porque los «Hijos de Atenea» tienen esa fuerza. Tienen ese valor. Tienen esa magia.

Una historia increíble y emotiva. Gracias Mercedes por haberla escrito.

 Alexander Copperwhite

ENLACE A LA NOVELA

No hay comentarios:

Publicar un comentario